Las Compañías de Acero

Las Compañías de Acero

 

    Esta canción -publicada por distintas casas editoriales del extranjero- es, quizás, de las españolas, la que mayor popularidad alcanzó en Madrid. Exalta la lucha de aquellos milicianos decididos que se entregaban a lucha, desigual, sin más armas a veces que su entusiasmo y su decisión inquebrantable de vencer. (Carlos Palacio, "Colección de Canciones de Lucha")

 

Las Compañías de Acero

Texto: Luis de Tapia
Música: Carlos Palacio

¡Las Compañías de Acero,
cantando a la muerte van!
¡Su fuerza es mucha
y van a la lucha por la libertad!...

¡Las Compañías de Acero,
cantando a la muerte van!...
¡Las Compañías de Acero
forjadas de Acero están
y triunfarán!

¡En el crisol de ese acero
se funden ardientemente
el guerrillero, el obrero,
el proletario valiente
y el invicto capitán,
y el invicto capitán!...

¡Las Compañías de Acero,
cantando a la muerte van!
¡Su fuerza es mucha
y van a la lucha por la libertad!

¡Las Compañías de Acero,
cantando a la muerte van!...
¡Las Compañías de Acero
forjadas de Acero están
y triunfarán!

¡Los milicianos de acero
salvaran al mundo entero,
pues, ante el plomo certero
dicen al mundo: "Si muero,
mis hijos se salvarán"!
¡Mis hijos se salvarán!

¡Las Compañías de Acero,
cantando a la muerte van!
Su temple es duro,
seguro y valiente
el ademán!

¡Las Compañías de Acero,
cantando a la muerte van!...
¡Las Compañías de Acero
forjadas de Acero están
y triunfarán!