Peleamos, peleamos

Peleamos, peleamos


    Esta canción, en la que el poeta ha querido expresar el hondo sentido humano de nuestra guerra, presenta un detalle curioso; el tema musical, de carácter litúrgico, es de Pedro Garfias, limitándose el compositor a anotarla cuando la cantaba el poeta y a armonizarla después.
    Se escribió en Valencia a mediados del 1938. (Carlos Palacio, "Colección de Canciones de Lucha", Febrero 1939)


Peleamos, peleamos

Texto: Pedro Garfias

Música: Carlos Palacio

Por los viejos que lloran nuestra ausencia,
por la esposa que añora nuestros brazos,
por los hijos que esperan nuestra vuelta,
¡peleamos!, ¡peleamos!

Por el torno que cuenta nuestras horas,
por la tierra que labran nuestras manos,
por el limpio sudor de nuestra frente,
¡peleamos!, ¡peleamos!

Por el sol y el azul de nuestro cielo,
por las piedras sagradas que heredamos,
por el suelo cansado de dar flores,
¡peleamos!, ¡peleamos!

Peleamos por todo lo que es noble,
por la paz, la justicia y el trabajo,
por la libre república del pueblo,
¡peleamos!, peleamos!

Y también por vosotros, compañeros,
que lucháis obligados y engañados,
porque sois nuestra carne y nuestra sangre,
¡peleamos!, ¡peleamos!

Contra falsos, traidores y perjuros,
alemanes y moros e italianos,
por España feliz tres veces libre,
¡peleamos!, ¡peleamos!